La actitud de seguir aprendiendo

Un fragmento de mi contribución al libro colectivo Applícate al Trabajo: Trucos y buenas prácticas para encontrar trabajo con el móvil, editado por InfoJobs:

InfoJobs Apps y Empleo

Seguir aprendiendo no es solo, ni fundamentalmente, una cuestión de herramientas, sino la actitud vital de quienes aman el conocimiento y de quienes quieren mantener sus conocimientos en forma para ser competitivos.

Las tecnologías de la información, en especial la red internet y los mercados de aplicaciones para dispositivos móviles, constituyen oportunidades excepcionales para los autodidactas, ya que nunca antes hubo tantas facilidades para la producción, distribución y acceso al conocimiento como las que existen ahora.

Te recomiendo hacer un plan de lo que quieres aprender, buscar las aplicaciones más adecuadas y descubrir tiempos y lugares en los que puedas aprovechar el móvil para mantenerte aplicado.

Acceder al capítulo: Aplicaciones para mantenerse aplicado. Acceder al libro completo: Applícate al trabajo. Conversación en redes: #ApplícateAlTrabajo. Relacionados: Identidad digital y marca personal y Cómo utilizar las redes sociales para mejorar las oportunidades de empleo.

Recopilaciones para mis estudiantes

Recopilaciones para estudiantes de ComunicaciónAlgunas de las recopilaciones publicadas en eCuaderno de interés para mis alumnos:

Twitter: Cuentas recomendadas para alumnos de @fcomunav

Instagram: Una guía de cuentas imprescindibles

Medium: Cuentas recomendadas para periodistas

Blogs: 50 blogs para periodistas y comunicadores

Cine: Películas recomendadas para estudiantes de Periodismo

Libros: Lecturas sobre creatividad

Relacionado: 10 consejos para estudiantes de Comunicación.

La revolución digital todavía no ha llegado a la enseñanza

Redes sociales educativas en suplemento ENIAC de MagisterioMe entrevistó Adrián Arcos para el suplemento
Espacio ENIAC del periódico Magisterio sobre redes sociales aplicadas a la educación. Esto es lo que le conté:

¿Qué potencial tienen las redes sociales en el ámbito educativo?

Las redes sociales pueden utilizarse para mejorar la comunicación entre docentes y estudiantes y para conectar más eficazmente la escuela con la sociedad.

¿Cómo cree que ayudan las redes sociales al proceso de enseñanza-aprendizaje en el aula?

Las redes sociales son el medio ambiente cultural de los nativos digitales, de modo que si pretendemos educarles, será difícil hacerlo al margen de ese ecosistema.

¿A qué edad es adecuado introducir las redes sociales en el aula?

Los términos de servicio de las plataformas de redes sociales estipulan restricciones de acceso a los menores de edad. En España, la ley impide a las empresas comerciales recabar datos de menores de 14 años sin el consentimiento de sus padres o tutores. A partir de entonces, hay que hacerlo gradualmente, asociarlo a tareas escolares y enfocarlo en la construcción de la identidad digital.

¿Cuáles son las principales dificultades a las que debe hacer frente el profesorado a la hora de aplicar las TIC en las aulas?

La principal dificultad de los docentes a la hora de implementar TICs en el aula es de carácter metodológico, ya que por lo general no han sido entrenados acerca de los modos de utilizar la tecnología en el contexto de sus respectivas disciplinas.

¿Cuáles son los riesgos principales de las redes sociales aplicadas a la educación? ¿Cómo se podrían evitar?

El principal riesgo de las redes sociales en la educación es demonizarlas. El discurso del miedo ante los efectos peligrosos debe ser sustituido por estrategias de apropiación responsable de las redes.

¿Considera que es necesaria una mayor innovación didáctica para aprovechar mejor las nuevas tecnologías aplicadas a la educación?

La revolución digital todavía no ha llegado a la enseñanza. Introducir puntualmente tecnologías en el aula no garantiza la transformación metodológica necesaria.

¿Hay redes sociales mejores o peores para la educación?

En educación se puede sacar mucho partido de los blogs, de las herramientas de productividad basadas en la nube, de las plataformas de presentaciones y de las bases de datos y hemerotecas.

¿Podría ponerme un ejemplo de experiencia de éxito en el aula o de alguna metodología educativa utilizando las redes sociales?

El Proyecto Facebook implantado por Alejandro Piscitelli en la Universidad de Buenos Aires en 2009.

¿Qué consejo les daría a los profesores que no se atrevan a introducir las redes sociales en clase?

Que no tengan miedo a cambiar y a seguir aprendiendo.

¿Qué futuro ve a las redes sociales aplicadas a la educación?

No le veo futuro a la educación desligada de las tecnologías digitales.

Ver: “Un entorno interactivo entre profesores, alumnos y familias”, (suplemento ENIAC, número 12.091, 30 de marzo de 2016, p. 2). Accesible en PDF. Relacionado: Alfabetización digital: no basta sustituir un tótem (el libro) por otro (la ‘tablet’).

Los usuarios dejan de consumir medios pero se vuelven adictos a la información

La Nacion - Suplemento Ideas - Ilustración de Javier JoaquínMe entrevistó Tamara Tenenbaum para el suplemento Ideas del diario La Nación para su artículo ¿Pokemon o dinero K? Lo divertido vs. lo importante en los medios del siglo XXI. Esto es lo que le conté:

¿Qué tiene de distinto el público o los lectores hoy en día de hace 20 o 30 años? ¿Qué demandan de diferente?

Desde hace 23 años, y gracias a los navegadores gráficos de la web, internet viene transformando el escenario de la comunicación pública de un modo tan radical como lo hizo la imprenta de Gutenberg a mediados del siglo XV. Estas dos décadas de navegación hipertextual, lenguaje multimedia e interactividad en línea han transformado a los lectores en usuarios de la red y en generadores de contenidos. Además, en los últimos años, el consumo de información tiende, de manera creciente, a realizarse desde dispositivos móviles, filtrado por las redes sociales y configurado por las aplicaciones del propio usuario.

En este nuevo entorno, el viejo público de los medios masivos se ha fragmentado y se ha convertido en consumidor de contenidos a la carta, hipersegmentados y cada vez más desligados de las propuestas holísticas de la cabeceras de prensa. La gran paradoja es que los usuarios dejan de consumir medios al mismo tiempo que se vuelven adictos a la información.

Hoy se habla mucho de las emociones y las “historias pequeñas”, que las historias sensibles son más leídas (y compartidas) que la información dura. ¿Es cierto, desde tu punto de vista? ¿Es algo nuevo o es que ahora tenemos más herramientas para medirlo?

El periodismo contemporáneo vuelve a enfrentarse a una de las disyuntivas clásicas de todas las industrias culturales: definir su estrategia editorial por las métricas cuantitativas o apostar por la innovación y la excelencia. En el ámbito digital, los medios orientados al clic, al tráfico mostrenco y a la publicidad por impresiones, se han convertido en rehenes de los diseñadores de memes, de los contenidos livianos o, directamente, de la basura.

Afortunadamente, también se está produciendo un redescubrimiento del periodismo de formato largo. Un estudio del Pew Research Center publicado a comienzos de mayo de 2016 (“Long-Form Reading Shows Signs of Life in Our Mobile News World”) revela que —a pesar de las limitaciones asociadas al consumo de información en dispositivos móviles, como el tamaño de la pantalla o la multitarea— los artículos extensos reciben el doble de atención que los breves.

¿Cómo ha alterado el trabajo del periodismo y las empresas periodísticas en su conjunto el “minuto a minuto” de los clics, los analytics y toda la información que podemos obtener sobre los lectores y sus preferencias?

La proliferación de los contenidos generados por los usuarios y la revolución de los amateurs convertidos en estrellas por un día, obliga al periodismo a enfocarse en la producción de información de alto valor añadido para diferenciarse y sobrevivir en un mercado de competencia casi infinita.

A pesar de la amplia variedad de medios sociales y personales, las grandes filtraciones informativas de los últimos años se han canalizado a través de medios periodísticos, y esto es una buena noticia, ya que revela que la intermediación profesional sigue siendo necesaria en la era de la abundancia informativa.

Ver: ¿Pokemon o dinero K? Lo divertido vs. lo importante en los medios del siglo XXI (La Nación, suplemento Ideas, 17 de julio de 2016). Texto: Tamara Tenenbaum. Ilustración: Javier Joaquín. Relacionado: El retorno del periodismo de formato largo.

El retorno del periodismo de formato largo

Revista_Papel_43Me entrevistó Jackeline Beltrán para la revista Papel de El Mundo sobre el resurgimiento del periodismo de formato largo. Esto es lo que le conté:

¿Por qué pensamos que el periodismo de formato largo (en Internet) está resurgiendo? ¿De verdad hemos llegado al momento en el que podemos decir que estamos venciendo el mantra de que “en internet no se lee”?

Siguen existiendo demasiados prejuicios acerca de la lectura y de la escritura en la red. Nunca se ha escrito ni leído tanto como ahora, solo que resulta más complicado medirlo y compararlo con otros entornos. De todas formas, es cierto que las pautas de consumo de información se han modificado sustancialmente y que, cuando se habla de periodismo largo, el baremo mínimo es una extensión de 1.000 palabras y un tiempo de lectura de 2 minutos.

¿Será que ahora que hay estadísticas que indican que, efectivamente, hay mayor interés por el contenido largo, los medios apuestan más por este tipo de artículos?

Un estudio del Pew Research Center publicado a comienzos de mayo de 2016 (“Long-Form Reading Shows Signs of Life in Our Mobile News World”) revela que —a pesar de las limitaciones asociadas al consumo de información en dispositivos móviles, como el tamaño de la pantalla o la multitarea— los artículos extensos reciben el doble de atención que los breves. De mantenerse esta tendencia, y extenderse a otros mercados fuera de los Estados Unidos, será necesario reconsiderar la valoración de los dispositivos móviles como plataforma de consumo informativo de calidad.

¿Qué tienen las listas de gatitos (y todo ese contenido de consumo rápido) que no tenga el periodismo de largo formato?

Las listas funcionan porque formalizan, desde el título, un pacto de lectura acotado (“10 cosas que no sabías sobre…”), lo que permite al usuario administrar su dedicación de tiempos cortos. Los memes funcionan porque son visuales, instantáneos y graciosos. Los usuarios los comparten para aumentar su capital social generando la retroalimentación que los vuelve virales. Pero frente a los contenidos de consumo rápido que inundan los muros y cronologías de las redes sociales, se están abriendo paso las viejas narrativas periodísticas (especialmente entrevistas, crónicas y análisis) en las que autores y lectores coinciden en la necesidad de dedicar tiempo para explicar y comprender los asuntos complejos que no caben en un tuit.

Cuando hablamos de periodismo de largo alcance en internet pensamos en Snow Fall o cualquier cosa que tenga que ver con el New York Times y nos parece inalcanzable ¿Cuál es la clave para hacer periodismo largo con menos recursos de los que disponen los grandes medios?

Una clave para hacer periodismo de calidad con menos recursos es acotar la cantidad de historias a cubrir. Frente al “océano de un centímetro de profundidad” que acometen los grandes medios de masas, surge el “menos es más” que proponen los nuevos medios como bez.es (6 historias diarias) o theobjective.com (24 noticias basadas en una galería de imágenes). Otra clave es implicar a los lectores en la financiación del periodismo que quieren que se haga, como en los casos de eldiario.es y el elespanol.com.

Me decía un consultor que el consumo de los artículos largos depende también del tipo de lectores o de sociedades, por eso el éxito del NYT, por ejemplo. ¿Qué pasa con España? ¿Hay un nicho de lectores para este tipo de contenido?

Las experiencias de jotdown.es y yorokobu.es, por ejemplo, revelan que también en España hay espacios y mercados para nuevas narrativas, incluso en ámbitos especializados como el periodismo deportivo con revistalibero.com y panenka.org o la divulgación científica con casos como microsiervos.com y esmateria.com.

Ver: Cómo el periodismo clásico ‘mató’ a los gatitos (Revista Papel, número 43, 10/7/16, pp. 14-15).

En los 10 años de La revolución de los blogs

La revolución de los blogs Hace diez años, en junio de 2006, publiqué La revolución de los blogs. Todavía se lee razonablemente bien, gracias a que no era un libro técnico y a pesar de que solo estábamos en el comienzo de la era de los medios sociales. Les compato algunos fragmentos sobre las relaciones entre blogs y medios de comunicación:

Weblogs y medios

Uno de los más antiguos y estériles debates de la blogosfera arranca con la pregunta acerca de si los weblogs son periodismo. Una pregunta mal planteada que sólo consigue hacer encallar lo que podría haber sido una discusión interesante. Del mismo modo que los libros no son literatura, ni las películas son comedias, aquí de lo que retrata es de separar, una vez más, el medio del género y preguntarse, en todo caso, cuándo hay periodismo (cuándo hay literatura, cuándo hay comedia).

Los weblogs, desde el punto de vista de los géneros, pueden ser cualquier cosa, incluyendo periodismo, pero desde luego que, los que son periodismo, no lo son por ser weblogs, sino por otras razones. Del mismo modo que una máquina de escribir no convierte a su usuario en escritor, tampoco un sistema de gestión de contenidos en línea convierte a nadie en periodista.

Por otra parte, la mayoría de los bloguers que escriben acerca de temas de actualidad o hacen opinión política, no suelen tener la pretensión de ser considerados como periodistas, incluso prefieren recalcar que escriben opiniones personales y no ocultan sus puntos de vista subjetivos y parciales, aspecto que es justamente lo más atractivo de los weblogs como medio.

Algunas lecciones que los viejos medios pueden aprender de los nuevos

1) Entender el periodismo como una conversación

Una conversación requiere interlocutores que se escuchen y se respeten. Aprender a dialogar con sus públicos es una de las tareas pendientes de los medios tradicionales.

2) Aportar un enfoque más personal a las noticias

Tal vez haya llegado la hora de que los medios asuman que un punto de vista personal sobre las noticias es una de las demandas del público que no han sabido gestionar. Los lectores de blogs, encuentran reconfortante reconocer una voz que no pretende ser un narrador omnisciente y neutral, sino que asume su carácter personal y subjetivo.

3) Diversificar las fuentes

Los medios establecidos enfrentan la exigencia de enriquecer el repertorio de fuentes tradicionales incorporando a los nuevos agentes de la comunicación pública. La detección y el seguimiento de fuentes, conversaciones y tendencias en la Red aporta frescura a la oferta informativa convencional.

4) Gestionar mejor los errores

Una de las especialidades temáticas favoritas de los medios participativos es la identificación y denuncia de los errores y manipulaciones de los medios convencionales. Los medios participativos se han erigido en una suerte de “quinto poder”, asumiendo el control y la crítica de los medios tradicionales.

5) Cambiar el ritmo

Un medio en línea sólo puede funcionar bajo el paradigma del tiempo real. Al igual que ocurre con la interactividad, también la gestión del tiempo real en las ediciones en línea exige modificaciones estructurales en los medios.

6) Incorporar nuevos formatos y nuevos temas

La estrategia correcta para recuperar y captar lectores entre los segmentos más jóvenes de la población, pasa en buena medida por ofrecer un producto informativo más acorde con sus renovadas exigencias.

Ver: La revolución de los blogs. Relacionado: Qué son los blogs y cómo dejar de confundirlos con otra cosa.

Actualización: Por gentileza de la editorial, La Esfera de los Libros, he subido el PDF del texto completo a los repositorios académicos (Academia.edu y ResearchGate).

Radio Universidad de Navarra se renueva en clave digital

Estreno de etapa y de marca para la radio de la universidad, que se renueva en clave completamente digital como Radio Universidad de Navarra.

Radio Universidad de Navarra

La nueva Radio Universidad de Navarra se presenta como un laboratorio docente de radio y sonido y una plataforma para la producción sonora y digital de los alumnos de la Facultad de Comunicación. Ahora, los programas podrán escucharse en directo por internet y en diferido mediante podcasts, y la conversación de la comunidad se traslada desde las ondas a las redes.

Las nuevas coordenadas digitales de Radio Universidad de Navarra:

Web

Player: http://www.unav.es/radioplayer/endirecto.html
Website: http://www.unav.edu/radiouniversidad

Podcasting

iTunes: podcast
Ivoox: radiouniversidaddenavarra
RSS: radiounav.xml

Redes Sociales

Facebook: radiouniversidaddenavarra
Twitter: @radiounav

Ver el especial: 17 temporadas del sonido de la vida.

El 15M cambió la percepción de las redes en la clase política y en los medios

Me consultó Álvaro Soto de la agencia Colpisa para su reportaje sobre el aniversario del 15M. Esto es lo que le conté:

¿Demostró el 15M que las redes sociales son un poderoso elemento de convocatoria y movilización social?

El 15M escenificó el salto de las redes a las calles de unas protestas y reivindicaciones que aspiraban a ser algo más que virtuales. Como en otras grandes manifestaciones urbanas anteriores y posteriores, la hiperconectividad favoreció la organización interna y la difusión externa del movimiento. La tecnología fue una causa necesaria, aunque no suficiente.

¿Cree que el 15M supuso un antes y un después en el uso de las redes sociales en España?

El 15M cambió la percepción de las redes sociales por parte de la clase política y, especialmente, de los medios. El poder descubrió que las redes estaban dando voz y nuevas capacidades a los ciudadanos.

Ver: 15 cambios que llegaron con el 15M. Relacionados: España ya tiene su revolución y Dos cazos.

La barrera para la transformación digital de las organizaciones es más cultural que tecnológica

Entrevista en Info Marketing PeruMe entrevistó Paola Moreno para Info Marketing Perú sobre transformación digital de las empresas. Esto es lo que le conté:

¿Cuáles son las herramientas digitales más utilizadas para la comunicación empresarial hoy en día?

Aunque depende del sector económico, de los objetivos estratégicos y de los targets buscados, hoy la comunicación digital de las organizaciones se articula en torno al sitio web principal, la presencia en redes sociales generalistas y el desarrollo de apps propias. Es decir: web 1.0, web 2.0 y contenidos nativos para móviles.

¿Qué es más recomendable, acudir a redes sociales generales como Facebook o a otras más especializadas como LinkedIn?

Una buena estrategia digital buscaría sinergias entre diversas redes, y —desde luego— Facebook y LinkedIn no son excluyentes.

Y por otro lado, a nivel de web, ¿qué es preferible una web principal propia o un blog corporativo?

El sitio web corporativo sigue siendo indispensable, es la landing page de la estrategia y el lugar donde se realizan las conversiones. El blog puede entrar en el mix de medios sociales si es que hay capacidad para mantenerlo de manera regular.

En un contexto local ¿cómo ve el avance de la comunicación digital en las empresas peruanas?

En función de los datos aportados por el estudio Comportamiento Digital del Consumidor Peruano 2015, diría que en el Perú, como ocurre en el resto de América Latina y en España, la adopción de las tecnologías y plataformas digitales ya ha transformado el escenario en el que interactúan las marcas y los consumidores.

¿Considera que esta realidad se ve reflejada en las estrategias de comunicación por parte de las empresas?

Aunque es indudable que la inmensa mayoría de las empresas son conscientes de la necesidad de tener alguna estrategia digital, todavía hace falta formación para que ese convencimiento se traduzca en una estrategia y hacen faltan recursos para que esa estrategia resulte viable.

¿Cuáles cree usted que son las principales barreras para una migración a las herramientas digitales?

La principal barrera en la transformación digital de las organizaciones no es tecnológica, sino cultural. Cambiar la cultura de las organizaciones es un proceso interno, lento y complejo, que debe ser liderado y apoyado desde la alta dirección.

¿Cree que el perfil del comunicador peruano está adecuado a estas nuevas herramientas?

Por definición, ningún perfil profesional está preparado para los cambios vertiginosos que se están produciendo regularmente en el ámbito de las tecnologías de la información. La clave, más bien, es la actitud de cambiar, la disposición a aprender cosas nuevas más rápido. En definitiva, el único perfil adecuado a lo nuevo es el del innovador.

¿Cuáles son las características de este perfil?

Un innovador es alguien que busca soluciones nuevas a problemas viejos o que descubre problemas nuevos que aún no tienen soluciones eficaces y crea productos o servicios que puedan satisfacerlas.

¿Cuáles son las nuevas tendencias que definirán el futuro de la comunicación de las organizaciones en la próxima década a nivel mundial?

La hiperconectividad será el escenario central de las interacciones entre las organizaciones y sus públicos. Habrá una creciente personalización de los servicios gracias a la movilidad, geolocalización y análisis de los datos de los usuarios. Evolucionaremos desde los dispositivos inteligentes hacia el software inteligente y desde las interfases bidimensionales a las interfases inmersivas.

¿Cómo están siendo aplicadas estas tendencias en las empresas a nivel global?

Hay sectores como la banca, el transporte aéreo, la gastronomía, la publicidad, el entretenimiento y el turismo que van por delante en la adopción de innovaciones en comunicación, pues el conocimiento y el feedback de sus mercados les resultan indispensables para mantenerse competitivos. Estos sectores, paradójicamente, aprendieron antes que los medios de comunicación a escuchar a sus públicos.

Ver: En Perú las tecnologías y plataformas digitales han transformado la interacción entre marcas y consumidores. Relacionado: El reto de la transformación digital de las empresas.

¿Qué hubiera hecho Steve Jobs?

Tras la primera caída de ventas del iPhone desde su lanzamiento en 2007 y parafraseando el título del libro de Peter Sander, bien cabe preguntarse qué hubiera hecho Steve Jobs en esta situación.

Pocas semanas después de regresar a la empresa que había fundado y de la que le habían despedido, Steve Jobs ya tuvo que enderezar el rumbo de Apple. ¿Cómo lo haría hoy?

YouTube Preview Image

En primer lugar, a Steve Jobs le interesaba más la innovación que el dinero. Como recuerda Charles Arthur en Las guerras digitales, llegó a estar dispuesto a gastarse los 40 mil millones de dólares de Apple para defender sus innovaciones ante lo que consideraba un robo de Android (p. 197).

En segundo lugar, Steve Jobs entendía que la misión de Apple era pensar diferente y hacer avanzar al mundo, elaborando el tipo de productos que hubieran utilizado las personas que más admiraba, las que pensando diferente, cambiaron el mundo.

YouTube Preview Image

En tercer lugar, la pista más importante sobre el futuro del iPhone está en la famosa presentación de Steve Jobs. Jobs presentó el iPhone como la tercera gran revolución de las interfases de usuario: el ratón (mouse) del Mac, la rueda (click wheel) del iPod y la pantalla táctil (multi-touch) del iPhone.

YouTube Preview Image

En aquella ocasión e ironizando sobre el stylus, Jobs anunció la interacción directa del usuario con la pantalla utilizando sus dedos.

En esta línea es donde cabe preguntarse cuál sería la siguiente forma de interacción natural del usuario con un dispositivo informático, y así llegaríamos a la cuarta fase que sería, indudablemente, la voz.

De tal modo que, en lugar de enfocarse en el material de construcción del iPhone 8 (¿estructura de cristal Liquid Metal?), Steve Jobs seguramente estaría trabajando en un dispositivo completamente operable mediante órdenes de voz y capaz de conversar con el usuario.

Relacionado: Lecciones de Steve Jobs.