En el nuevo ecosistema mediático van a sobrevivir los que puedan cambiar más rápido

Me entrevistó Urtzi Urkizu de Berria sobre la transición digital de la prensa. Esto es lo que le conté:

En el libro Los medios después de internet menciona que Twitter bien utilizado puede contribuir a la mejora del periodismo. ¿Cuáles son los cambios que ha traído Twitter a la prensa y al periodismo en los últimos años?

Twitter ha transformado la dirección, el volumen y la velocidad de los flujos informativos a escala global, acercando a todos los actores de la comunicación. Para el periodismo, se ha convertido en una herramienta indispensable y para los medios, es un nuevo canal para mejorar la visibilidad de su contenido y comunicarse con sus audiencias y fuentes.

Recalca en el mismo libro que hay que aprender a hacer las cosas de siempre de una manera diferente, y sobre todo hay que aprender a hacer cosas nuevas. ¿Los periódicos son conscientes de ello?

El impacto de la innovación tecnológica que llegó de la mano de la red internet, del software en la nube y de los dispositivos móviles, trasciende a los periódicos y afecta a todos los medios y a todas las organizaciones que dependan de la información como recurso intensivo en su cadena de valor. La toma de conciencia de esta transformación disruptiva está siendo un proceso más lento de lo esperado, aunque sus consecuencias resultan más profundas de las previstas inicialmente.

Se habla mucho de la crisis del modelo de negocio en las empresas de comunicación. ¿Cuál es el camino para sobrevivir?

El modelo de negocio es solo una parte de la cadena de valor de las empresas de comunicación, y la revolución tecnológica la ha puesto toda patas arriba. Han cambiado las pautas de consumo, distribución y generación de información de un modo radical y siguen cambiando a un ritmo que no va a detenerse. En el nuevo ecosistema mediático, igual que en el mundo natural, van a sobrevivir los que tengan la capacidad de cambiar más rápido para adaptarse mejor.

Siguen las marcas teniendo fuerza en Internet. Pero con las redes sociales ahora las unidades de información toman fuerza ante un producto completo, ¿verdad? ¿Qué análisis hace?

En los medios sociales se revela un interés creciente de los usuarios por conversar acerca de las marcas que desean, que consumen y que recomiendan, hasta tal punto que las redes se han convertido en canales naturales de atención al cliente y en entornos de recomendación y crítica cada vez más importantes.

¿Las narrativas transmedia irán tomando fuerza en las ediciones digitales de los periódicos? ¿Que ejemplos le parecen reseñables?

Hay que distinguir las narrativas multimedia (historias que recurren a los diversos formatos de información que permiten los entornos digitales, como texto, audio, imagen y vídeo), de las narrativas transmedia (historias que viajan bien entre diversas plataformas, cada una de las cuales realiza una aportación única y complementaria a la experiencia del usuario acerca del mundo narrativo). Hace 3 años comencé a recopilar buenos ejemplos de documentales transmedia, pero una versión más actualizada pueden ser las 50 mejores historias multimedia seleccionadas por el New York Times.

En comunidades pequeñas como la de los vasco parlantes, ¿qué importancia tiene para un medio ser referente en su comunidad? ¿Cómo tiene que comportarse para ser primordial para esa comunidad?

Para un medio de comunicación, los nichos de mercado están definidos por los intereses y las necesidades reales de sus audiencias potenciales y por la existencia de anunciantes dispuestos a llegar a ellos. Esa es la base de un proyecto editorial saneado. El problema para los medios surge cuando su orientación a una lengua minoritaria está artificialmente sostenida por subvenciones, y no por las demandas reales de su mercado.

¿Cómo ve el futuro del papel? ¿Va a seguir a medio plazo?

El enfoque estratégico de un medio en la era digital no puede ser el mantenimiento de una plataforma analógica. El futuro que importa es de la información, no el de los soportes, que seguirán mudando y cada vez a mayor velocidad.

Cada vez más los receptores consumen a través de dispositivos móviles. ¿Se están adaptando los periódicos eficazmente a esos cambios de consumo?

El gran reto de los viejos medios es dejar de definirse en términos de sus soportes históricos y replantear su estrategia en torno a los nuevos modos de consumo de información de sus audiencias. El foco no es la tecnología, sino la gente. Esta transformación no es fácil, y no se puede hacer tan rápido como sería deseable, pero a medio plazo es inevitable.

Ver: “Fokua ez da teknologia, jendea baizik”.

    

  

Ver otras entradas sobre: ,